lunes, 14 de junio de 2010

Afecciones pulmonares

Afecciones pulmonares

pág. 310


El horóscopo número 15 es la figura de una mujer que, entre otras cosas,
estaba afligida con una afección pulmonar.
Virgo está saliendo y Mercurio, el regente, está en trígono al nacer, pero
desgraciadamente está en combustión, término que ha sido explicado
anteriormente y que significa que el Sol quema el rayo de cualquier planeta
colocado muy cerca de aquél. Esta enfermedad no era congénita, sin embargo,
aunque la Luna estaba en cuadratura con el Ascendente. Pero las personas de
Virgo, según hemos visto, están muy contentas con estar enfermas y cuando
tienen una simple enfermedad la aumentan y multiplican, y se oponen a que la
enfermedad las deje. La cuadratura de Neptuno en Aries con Urano, produjo el
baile de San Vito próximamente a la edad de cuatro años cuando la Luna, alcanzó
la conjunción de Saturno (el cual está en los 21:15 grados de Capricornio) y la
oposición con Urano. Esto fue el comienzo de su enfermedad. Esta mujer se
consideró a sí misma como una persona inválida y cuidó y atendió
extraordinariamente su enfermedad. Saturno en oposición con Júpiter aumentó
esta dolencia restringiendo la circulación arterial. A la edad de la pubertad la Luna
estaba en Géminis, en oposición con el punto que ocupaba al nacer; esto excitó la
cuadratura mencionada anteriormente entre la Luna radical y el Ascendente y
produjo también que los períodos menstruales fuesen irregulares y molestos. La
sangre debe tener una salida y la cuadratura de Neptuno con Júpiter en Cáncer,
que gobierna el estómago, produjo las hemorragias cuando la Luna se puso en
conjunción con la Cola del Dragón en Sagitario (el signo opuesto de Géminis), y la
cuadratura radical del Ascendente y la Luna se manifestó nuevamente. Entonces
también los pulmones quedaron afectados. En abril de 1909 la Luna progresada
se puso en cuadratura con las posiciones natales de Saturno, Júpiter y Urano.
Esta fuerza enemiga actuando desde la casa de la muerte, la casa octava, terminó
la vida de esta infeliz.
Como quiera que nosotros creemos que esto no puede ser nunca
suficientemente reiterado, repetimos nuestra advertencia a los estudiantes de que
nunca dejen conocer a un paciente que existe algún peligro cerca, o que se
aproxima una crisis, especialmente si el paciente es nativo de Virgo, porque con
éstos no se tiene ocasión de obrar bien en absoluto aunque se vea lo que se
aproxima.
El horóscopo número 16 señala la configuración natal de una actriz,
Sagitario está saliendo; Júpiter y la Luna están en conjunción cercana en Géminis,
un signo mercuriano, y están por un trígono con el Sol: de modo que esta persona
tenía una constitución muy robusta al nacimiento, por lo menos en lo que respecta
a los pulmones. Marte y Mercurio están también en un signo de aire dando
energía a la respiración y, por consecuencia, indicando que esta persona parecía
que estaba singularmente resguardada contra afecciones pulmonares. Pero
Saturno, Neptuno y la Cola del Dragón en Tauro, en la casa sexta, daban la
tendencia hacia los resfriados y hacia la contracción de la garganta. Urano en
Virgo produce movimientos convulsivos del diafragma y de la región abdominal;
este planeta está en cuadratura con Júpiter y la Luna y de este modo podemos ver
cuan gráficamente la escritura estelar pinta las tendencias hacia la tos convulsiva
y hacia las hemorragias que casi llevaron a esta muchacha a una muerte
prematura, cuando Marte, por progresión, entró en conjunción con el Sol radical y
vivificó la influencia de la cuadratura con Saturno. Nosotros tenemos infinita
alegría por poder decir que los buenos aspectos mencionados primeramente
permitieron a esta artista el hacer frente a la tormenta; pero una atención
cuidadosa con su alimentación, una vida regular y sobre todo una absoluta
continencia se requiere para volver a ganar la robustez física total, porque hay
muchos indicios que señalan que la vida disoluta jugó una parte importante en la
reducción de las fuerzas vitales, cuyos excesos le robaron la fortaleza necesaria
en el período crítico.

***

del libro "El Mensaje de las Estrellas" de Augusta Foss de Heindel y Max Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario