lunes, 14 de junio de 2010

Nº 26. — TUBERCULOSIS




Nº 26. — TUBERCULOSIS

pág. 332

Buenos aspectos: Urano en trígono con Mercurio y Neptuno; la Luna en
sextil con Venus y Saturno en sextil con Marte.
Malos aspectos: La Luna en conjunción con la Cola del Dragón; la Luna en
cuadratura con Júpiter; el Sol en cuadratura con Marte y Urano en cuadratura con
Venus.
Este horóscopo es el de nuestro amigo James Casey, que escribió varios
excelentes artículos en “Rays”. Pasó a los mundos invisibles en junio de 1918 y
como no tenía ningún pariente afiliado con nuestra sociedad que pueda leer este
diagnóstico y sentirse disgustado por su contenido, él mismo nos dio su
autorización para que lo empleáramos para lección de sus semejantes. Había
nacido el día 24 de abril de 1884, a las 2 p. m. en Harlem, Iowa (uno de los
Estados de Norteamérica) y cayó enfermo de tuberculosis mientras vivía en
Denver, Colorado, La Meca para todos aquéllos que están afligidos con esta
enfermedad.
El lector observará que Saturno, el planeta de la cristalización y de la
obstrucción, está colocado en Géminis, el signo que rige los pulmones, y aunque
Saturno es el planeta mas elevado de este horóscopo, además de estar sin
aflicción, hay siempre un lugar débil en la anatomía donde se le encuentra. El
ardiente, inflamatorio y destructivo Marte está en Leo, el signo que gobierna el
corazón, en cuadratura con el Sol, que es el regente de Leo, en el signo Tauro,
que a su vez gobierna la garganta y todos los conductores de tal órgano. Ésta es
una configuración que generalmente produce fiebres, inflamaciones, heridas y
hemorragias. De modo que en su sistema había la tendencia a la tuberculosis y
debemos llamar la atención hacia el punto de que los cuatro flexibles signos
comunes están en los ángulos; el signo de la casa sexta, Virgo, está en el
Ascendente con el espasmódico Urano, afligiendo a Saturno, el regente de la
circulación venenosa, que está colocado en Géminis, que es el signo que gobierna
los pulmones, de modo que puede verse que la condición está muy bien delineada
en el horóscopo.
Los cuatro signos comunes indican que cuando quedó sujeto a la
enfermedad la naturaleza de Virgo era demasiado débil para poder dominarla o
contrarrestarla, y el enfermo simplemente se dio a la idea de que le llegaba su
última hora, de modo que no había medio de intentar un tratamiento. Si el amigo
Casey hubiera podido dominar el sentimiento de muerte inminente que le dominó y
empezado a luchar contra la enfermedad, no hay duda que con este horóscopo se
hubiera podido dominar. (Para un análisis más detallado de las condiciones que
ocasionaron la muerte, véanse las páginas 234-236).

***

del libro "El Mensaje de las Estrellas" de Augusta Foss de Heindel y Max Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario