lunes, 14 de junio de 2010

Nº 25. — AFECCIÓN DEL CORAZÓN — TUBERCULOSIS RIÑONES




Nº 25. — AFECCIÓN DEL CORAZÓN — TUBERCULOSIS
RIÑONES

pág. 330


Juzguemos en primer lugar el calibre mental de nuestra paciente. Los
cuatro signos comunes están en los ángulos y esto inmediatamente nos dice que
se trata de una naturaleza tan vacilante como débil.
Mercurio en cuadratura con la Luna acentúa por partida doble esta
vacilación y mutabilidad de su mente, y Saturno, en conjunción con Venus y
Júpiter en la casa duodécima, substrae a la vida sus alegrías, haciendo a esta
mujer sujeta a la melancolía y a un miedo mórbido. Esta característica está algo
mejorada por el sextil del Sol con Urano, lo cual estimula el altruismo, y el trígono
de Mercurio con Neptuno que da percepción espiritual, contribuyendo esto a
dispersar la tristeza dirigiendo la mente de los dolores, que son efímeros, a las
verdades constantes y eternas. Para resumir, esta señora está propensa a estar
bien “en las simas más profundas” o bien “arriba en los aires”, y es necesario el
procurar curarle tanto la depresión como la exaltación, que son igualmente
peligrosas. El equilibrio debe cultivarse como una ayuda para alcanzar y mantener
la salud. Si hubiera signos fijos en los ángulos esto sería casi imposible, pero con
signos comunes es más adaptable y, por ende, más probable conseguirlo.
Acerca de la alimentación a la cual esta enferma debe someterse notemos
primeramente a Urano en alta elevación y en conjunción con la Cola del Dragón,
cuya influencia, como es sabido, es saturnina, que es como si dijéramos
obstructora, cristalizante y endureciente. Ambos están en el signo aéreo de
Géminis, que gobierna los pulmones, y en cuadratura con Saturno en la casa
duodécima, que denota la configuración en prisiones, hospitales o en el lecho del
dolor. Esto nos da a nosotros inmediatamente la clave de la dolencia.
Algunas veces el aire de la respiración está casi detenido por la Cola del
Dragón, y la cuadratura de Saturno se opone a la asfixia por el movimiento
convulsivo de los pulmones conocido como “tos”, que expulsa la obstrucción y
permite al corazón que vuelva otra vez a hacer circular la sangre.
La sangre no es capaz de desprenderse del venenoso ácido carbónico
debido a la potencia obstructora de la Cola del Dragón en Géminis y a la
cuadratura de Saturno con Urano en el signo de los pulmones. Las circulaciones
venosas y arteriales están también impedidas por la conjunción de Júpiter y Venus
con Saturno, de aquí que está en evidencia la desnutrición y el envenenamiento
por el ácido carbónico. El endurecimiento de los pulmones y la tos consiguiente
diagnostica, el caso como tuberculosis.
La eliminación de la orina está retardada por la cuadratura de Mercurio con
la Luna, que está en la última parte del signo de Libra, el signo que rige los
riñones. Mercurio gobierna los nervios sensoriales, mientras que Marte rige los
nervios motores y los músculos. Marte está en buen aspecto indicando que el
aparato mecánico está en buen estado, pero que el desorden se encuentra en los
nervios. Esto puede ser aliviado por manipulaciones y también la pereza de los
intestino indicada por Saturno en Virgo. La hora de Marte sería la mejor y después
la hora del Sol para hacer estas manipulaciones. Externamente este tratamiento
de friegas en seco con guantes bastos estimularía la piel y ayudaría a la
eliminación del ácido carbónico del sistema.
En cuanto a la alimentación se podría prescribir pan integral de trigo
tostado, mucha leche fresca, sin cocer, tomada estando aún tibia (porque
entonces contiene la máxima cantidad de éter que es tan necesario para restaurar
el cuerpo vital), así como la mayor cantidad que tolerase el enfermo de vegetales
que no exijan cocerse, porque éstos también contienen el máximo de éster. Las
cebollas son muy valiosas para restaurar los nervios.
Una persona con Tauro saliendo, cuyo Saturno no se hallara en los grados
correspondientes a los de la primera casa o la sexta del enfermo, haría el mejor
operador para este enfermo.

***

del libro "El Mensaje de las Estrellas" de Augusta Foss de Heindel y Max Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario