viernes, 3 de septiembre de 2010

EL SOL, DADOR DE LA VIDA



CAPÍTULO VIII

EL SOL, DADOR DE LA VIDA
pág. 79

El Sol, como es el centro del sistema solar, es reconocido por todos como el
dador de la vida física, aún cuando no se crea en nada suprafísico, y es patente
para cualquiera como resultado de su observación personal que el rayo horizontal
del Sol de la mañana nos afecta diferentemente del rayo perpendicular solar del
mediodía y que los rayos del verano llevan una fuerza, de vida que no solamente
hace se manifieste el verdor sobre los campos, sino que también afecta al
temperamento humano y nos dota de una energía vital, coraje y un espíritu de
esperanza, desconocido en los meses invernales tristes y obscuros. Esta tristeza
es notada permanentemente en el temperamento de las personas que viven en el
extremo Norte, donde la ausencia de la Luz y del Sol hace que la lucha por la vida
sea muy dura embotando la alegría del espíritu, mientras que en los países en que
hay abundancia de luz solar hace que se disminuyan los cuidados por la
existencia y el temperamento es consiguientemente vivaz, esperanzado y soleado.
En el horóscopo, el ángulo de cada rayo planetario en el nacimiento
determina el departamento de la vida al cual afectará. Si el niño nace a la hora del
mediodía, cuando el Sol está en el cenit, la estrella del día aparecerá en la casa
10ª del horóscopo y le proporcionará elevación en su profesión. Si el niño hubiese
nacido a la medianoche, cuando el Sol está directamente bajo el lugar de su
nacimiento, su influencia se manifestará por medio de la casa 4ª y ésta abrillantará
la edad avanzada del niño nacido entonces.
Hay tres ángulos desgraciados para el Sol: los niños nacidos inmediatamente
después de la puesta del Sol tienen a este astro solar en la casa 6ª, la cual
indica las enfermedades, y como el Sol es el dador de la vida esta posición
disminuye la vitalidad y las fuerzas recuperativas. El nacimiento en la parte media
de la tarde coloca el Sol en la casa 8ª, ésta es la casa por medio de la cual se
manifiestan las fuerzas que se relacionan con la muerte y lógicamente, el señor de
la vida está fuera de lugar en la casa de la muerte. La casa 2ª muestra las rentas
que se pueden obtener por nuestro propio esfuerzo, y como la casa 8ª es la
opuesta de la casa 2ª, aquélla revela los orígenes de nuestros ingresos por Ion
cuales nosotros no trabajamos personalmente, es decir, aquéllos que nos vienen a
las manos mediante legados, pensiones o dádivas de naturaleza pública. Nosotros
hemos conocido personas con el Sol en la casa 8ª que han adquirido vastas
sumas, millones en un caso, mediante la especulación con suministros
municipales. Tales personas están a menudo amenazadas por la muerte y
algunas veces escapan de la desgracia por el grueso de un cabello, pero aún con
los mejoras aspectos del Sol no llegan nunca a alcanzar una edad avanzada.
Cuando un niño ha nacido inmediatamente después de salir el Sol, este
astro está, en la duodécima casa, la cual es la avenida por la cual cosechamos
nuestros dolores y hemos visto por propia experiencia el que la vida temprana de
tales personas está acompañada de dolores y sinsabores de una clase o de otra.
Cuando el Ascendente de una persona está en duda y el lugar en el
Zodíaco que parece ocupar más lógicamente lo lleva cerca del Sol en la
duodécima casa, el autor ha comprobado a menudo que el Ascendente exacto
puede ser determinado preguntando a la persona si la vida de su infancia estuvo
nublada por la pobreza de los padres y con las limitaciones consiguientes durante
un número de años justamente después del nacimiento.
Esto en todos los casos cuando hemos visto que todos los otros
acontecimientos se adaptaban al significado del horóscopo ha demostrado ser un
método seguro para determinar el Ascendente exacto, de modo que el número de
grados desde el Ascendente al Sol, estando este último colocado en la duodécima
casa, indicaría los años de pobreza, porque la duodécima casa indica los años de
limitación en este sentido, especialmente cuando el Sol está allí al nacer. Cuando
el Sol por progresión ha pasado a través de la 12ª casa y llega al Ascendente, las
cosas empiezan a iluminarse para la persona en cuestión, y cuando con el tiempo
pase a través, de la 2ª casa tendrá un período de éxito financiero; pero como
hemos indicado, el Sol en la duodécima casa, justamente sobre el Ascendente,
usualmente proporciona un hogar muy pobre para los niños durante sus años
primeros de la vida. Si Piscis está allí la causa estará determinada generalmente
por la pereza y un deseo de la bebida por parte de los padres que de este modo
abandonan a sus hijos. Las cualidades impartidas por un Sol bien colocado son
las de dignidad, fortaleza de voluntad y coraje, tanto físico como moral, un
majestuoso orgullo y un sentido agudo del honor y de la responsabilidad, el cual
hace a la persona digna de toda confianza con una honestidad verdadera,
produciéndole aversión grande todo lo que sea bajo, oculto o falso, Hace a los
hombres muy constantes en el amor, persistentes en la amistad y generosos aún
hasta con sus enemigos. Un Sol dignificado, exaltado o bien colocado brinda
amistad con personas de elevada posición, quienes pueden conceder favores y
ayudar a la persona materialmente en sus esfuerzos para avanzar en la vida.
Cuando el Sol está afligido y débil por el signo y posición se manifiestan las
cualidades opuestas. Una confianza en sí mismo infundida y jactanciosa, un gusto
por la adulación de los demás, un deseo de gobernar o de destruir, pero sin el
coraje ni la energía para hacer frente a las oposiciones y obstáculos, con
indulgencia de las bajas pasiones y un despilfarro de las fuerzas vitales con la
consiguiente pérdida de salud y fortaleza. Cuando el Sol es débil no se puede
confiar en la persona, pues consideran su promesas como cosas de juego o sin
valor, como si fuesen hechas para faltar a ellas, y debido a tales características
estas personas permanecen siempre en la obscuridad.
En el mundo en un sentido amplio el Sol significa a los patronos y aquéllos
que ejercen autoridad inmediata sobre las personas, tales como jueces y otros
funcionarios del Gobierno, y cuando las exigencias de la vida llevan a la persona
en contacto con ellos reciben de los mismos todo lo que solicitan de ellos o bien el
tratamiento a que son acreedores por la influencia de su Sol.
El Sol, como quiera que es masculino, es el significador del compañero de
matrimonio en el horóscopo de una mujer (y la femenina Luna tiene un significado
semejante en el horóscopo de un hombre); de ahí que un Sol bien colocado es
una de las indicaciones de que un hombre ha de hacer un buen marido y en
cambio un Sol sin aspectos, débil y afligido dará una tendencia a abandonar su
hogar y todo lo que a él concierna.
Como significador general para la salud, el Sol gobierna principalmente en
el horóscopo masculino (y la Luna en el horóscopo femenino), pero ambos
luminares son importantes. Puede decirse, sin embargo, que la salud de un
hombre no está tan en peligro por las aflicciones de la Luna como por un débil Sol,
y viceversa, una mujer sufrirá más si su Luna está afligida que si su Sol está
aspectado adversamente.

***

del libro "El Mensaje de las Estrellas" de Augusta Foss de Heindel y Max Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario