miércoles, 22 de septiembre de 2010

Los Signos Comunes Palabra-clave: “Flexibilidad




Los Signos Comunes

Palabra-clave: “Flexibilidad”


Géminis, Sagitario, Virgo y Piscis, se llaman signos comunes y su intrínseca
naturaleza está expresada por la palabra “flexibilidad”.
La fuerzas que actúan a través de los signos cardinales excitan al cuerpo
físico y lo impulsan a la acción.
La fuerza de los signos comunes es mental y espiritual dando medios para
la acción e incentivos para la nobleza de la vida.
Por lo tanto, los individuos impulsados por las fuerzas estelares enfocadas
a través de los signos comunes son los trabajadores del mundo, no de los teóricos
sino de los ejecutores, que efectúan las cosas industriales y que llevan a una
existencia concreta los proyectos grandes o pequeños de valor para el progreso
del mundo. Los signos comunes son todos dobles; dos de ellos son humanos:
Géminis (los Gemelos) y Virgo (la Virgen). El tercero, Sagitario, el Centauro es
humano parcialmente y solamente el signo cuarto, Piscis (los peces), está tomado
del reino inferior. Ninguno es violento, sin embargo, sino por el contrario, son
símbolos intensamente morales, intelectuales y espirituales.
Inestables como ciervos se mueven de aquí para allá, nada les convence y
satisface permanentemente y ellos no desean nada tanto como el cambio
constante. No importa lo bien colocados que estén, no pueden resistir mucho
tiempo seguido la atracción que puede proporcionarles el establecerse en otra
ciudad, el volar de un sitio para otro, y cuanto más lejos mejor. Por lo tanto, la vieja
máxima “una piedra que rueda no junta moho”, se adapta especialmente a esta
clase, porque sus hábitos errabundos hacen que sean pobres generalmente.
Asimismo gastan tan rápidamente el dinero como lo ganan o quizá más de prisa
aun. De este modo estas personas navegan sobre el mar de la vida impulsadas
por la corriente de las circunstancias. Las condiciones externas las dominan
porque la falta de fibra les impide ejercer su individualidad.
Lo que acabamos de decir es cierto en la mayoría de aquéllos que están
bajo la influencia de los signos comunes y responden a su fase inferior
simplemente porque el lado superior es demasiado elevado para todos excepto
para unos cuantos en nuestro estado de desarrollo actual. Aquéllos que consiguen
despuntar en el mundo debido a la influencia de los signos cardinales y fijos
llaman a aquéllos indolentes y no los juzgan buenos para nada; pero si los
anteriores fueran desposeídos de la energía de los signos fijos y cardinales que
los impulsan a la acción y colocados bajo el rayo común, ellos muy pronto verían
el porqué de la falta de fuerza y aprenderían a tener compasión por aquéllos que
deben vivir así impedidos durante toda su vida. Pero entonces, ¿cuál es la lección
que debe aprender esta clase de personas?

***

del libro "El Mensaje de las Estrellas" de Augusta Foss de Heindel y Max Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario