viernes, 3 de septiembre de 2010

Los nativos de Cáncer



CAPÍTULO VII
LOS NACIDOS EN LOS DOCE SIGNOS

Los nativos de Cáncer

Nacidos entre el 22 de junio y 23 de julio

El signo acuoso Cáncer es uno de los más débiles del Zodíaco en cuanto
concierne a la vitalidad, y cuando está sobre el ángulo oriental del horóscopo de
una persona siempre da un cuerpo más bien débil, pero esto no rige tratándose de
los niños nacidos durante el tiempo en que el Sol está en Cáncer, porque el Sol es
el dador de vida, y estos niños son más afortunados con respecto a la vitalidad
que aquellos otros que nacen cuando Cáncer está saliendo.
Los hijos de Cáncer son generalmente muy tímidos y de naturaleza
retraída; sin embargo, quieren y necesitan amistad y simpatía, aunque son
generalmente muy sensitivos en cuanto a su elección; pero una vez que
simpatizan con una persona serán muy a menudo exigentes con sus amigos y aún
autocráticos para mandarles. Al mismo tiempo puede decirse que son muy
concienzudos en todas las cosas que se les confían y emplean una discreción
considerable en todo lo que hacen, así que se puede sin cuidado confiarles un
secreto o encargarles una misión difícil El signo Cáncer está regido por la
veleidosa Luna y por lo tanto los cambios de residencia, de empleo, de vocaciones
y de todos los aspectos son muy frecuentes en la vida de estos niños. Al mismo
tiempo no se les puede llamar inconstantes ni impertinentes, pues son tenaces en
todo lo que toman a su cargo, en cualquier trabajo o en el desempeño de una
determinada obligación, en la que permanecen hasta que la han acabado.
Tampoco dejan al azar ninguna cosa, antes al contrario, hay veces en las que
están inclinados a ser demasiado prudentes. Especialmente cuando hay peligro de
herirse se muestran casi cobardes y se dejan llevar de las preocupaciones y de la
ansiedad.

***

del libro "El Mensaje de las Estrellas" de Augusta Foss de Heindel y Max Heindel


No hay comentarios:

Publicar un comentario