miércoles, 22 de septiembre de 2010

LA INFLUENCIA DE LOS DOCE SIGNOS AL SALIR ARIES (EL CARNERO)



CAPÍTULO V

LA INFLUENCIA DE LOS DOCE SIGNOS AL SALIR
ARIES (EL CARNERO)

Aries está representado mitológicamente como un carnero y su símbolo
describe muy acertadamente a aquellos nacidos bajo su influencia, pues tienen
una prolongada y saliente nariz como la de las ovejas; la frente ancha, barba
puntiaguda y la faz triangular que notamos en muchas personas son indicios
inequívocos de la elevación de este signo. Un castaño claro o un tinte rojizo del
pelo son una característica pronunciada de las personas de este signo. El cuerpo
es delgado y bien formado; si la primera parte del signo está saliendo el cuerpo es
más corto y el cutis obscuro que cuando ascienden los grados posteriores.
Los planetas en el signo saliente modifican estas descripciones, no
obstante, y el estudiante debe acoplar su conocimiento de las características de
los planetas en armonía con la descripción de los signos.
El Sol y Marte dan un cutis más sonrosado; la Luna y Saturno lo hacen más
pálido y obscuro y Júpiter y Venus hacen el cuerpo más garboso. Saturno lo
acorta y Urano y Mercurio lo alargan. Esto se aplica a todos los signos, pero está
marcado especialmente cuando un planeta sale en el signo que rige. Marte en
Aries, saliendo, dará un pelo con un rojizo de fuego y una cara llena de pecas. El
Sol saliendo en Leo dará un cutis fino con pelo rubio, pero si Saturno está allí éste
en cambio dará un cuerpo más corto y obscurecerá el pelo.
Los nacidos en el signo de Aries son intrépidos, confiados en sí mismos e
impulsivos, les gusta el mando, disgustándoles el obedecer. Están siempre
dispuestos a tomar la iniciativa en cualquier movimiento que se amolde a su
carácter, pero a menudo les falta la perseverancia para llevar adelante los
proyectos hasta el final cuando se les presentan obstáculos serios.
El Sol y Marte, su regente, naciendo en Aries, intensificarán lo dicho
anteriormente, pero como quiera que una explicación detallada será duda bajo el
encabezamiento “La naturaleza intrínseca de los Planetas”, remitimos a él al
lector. Mencionaremos aquí, sin embargo, como una peculiaridad, que los nacidos
en Aries resisten fiebres que sepultarían a otros. Nosotros liemos visto raérseles el
pelo, y la temperatura permanecer cuatro grados sobre el máximum corriente
durante muchas horas sin resultado fatal.

***

del libro "El Mensaje de las Estrellas" de Augusta Foss de Heindel y Max Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario