viernes, 3 de septiembre de 2010

Los nativos de Aries


CAPÍTULO VII

LOS NACIDOS EN LOS DOCE SIGNOS

Los nativos de Aries

Nacidos desde el 20 de marzo al 21 de abril

Aries es el hogar de Marte, el planeta de la energía dinámica, y es
asimismo el signo de exaltación del dador de vida, el Sol, de ahí que sea una
verdadera fuente de vida y vitalidad, como se manifiesta en el brotar de los
millones de semillas que rompen la corteza de la Tierra en la primavera y cambia
el manto blanco del invierno en una carpeta de verde bordada de flores, haciendo
de los bosques una enramada y un tapiz para el apareamiento y vivienda de los
pájaros y animales.
Esta gran fuerza vital encuentra también su expresión en los hijos de Aries;
éstos están saturados de vida y energía tal que es a menudo difícil el contenerlos
suficientemente y el mantenerlos en los límites de la seguridad y del sentido
común. Son muy confiados en sí mismos y agresivos hasta cierto grado, siempre
amantes de ir a la cabeza, pues no están nunca dispuestos a seguir a nadie y son
turbulentos y radicales en todos sus pensamientos, ideas y acciones. Son
aventureros hasta el extremo de que llegan a la temeridad. Vemos también que
son muy costosos los frutos de su trabajo y nunca pueden ganar bastante, pues
por mucho que puedan ganar, son generalmente pobres, porque gastan tan
liberalmente y tan sin sentido como lo ganan. Son espléndidos capataces y
encargados porque están llenos de energía vital y de ambición y tienen la facultad
de infundir sus energías en sus subordinados o forzarlos a trabajar; pero como son
demasiado impulsivos y despreciadores del peligro les falta la habilidad de hacer
cosas originales. Son muy serios y ardientes en todo lo que emprenden; no
pueden hacer nada a medias y, por lo tanto, una vez que han adoptado una idea o
se han sumado a cualquier causa ya sea social, política o religiosa trabajarán por
tal causa con toda la virilidad y fuerza vital de su enérgica naturaleza. Pero, si por
otra parte, un hijo de Aries se hace adieto a un vicio la intensidad, total de su ser
se volverá hacia la satisfacción de aquella parte determinada de su naturaleza
inferior. Por lo tanto los padres con hijos nacidos en Aries tienen una gran
responsabilidad para ponerles delante, mediante el precepto y el ejemplo, las
formas más nobles y mejores de conducta de que sean capaces, porque es
probable que éste sea el signo más impulsivo del Zodíaco, y los hábitos formados
y las lecciones aprendidas en la juventud se afirmarán de tal modo en la persona
que los conservará durante toda su vida y según sea la naturaleza de lo aprendido
será ésta muy buena o muy mala. Debe tenerse especial cuidado cíe inculcar la
abstención de licores alcohólicos, porque si un niño de Aries se hace adicto al
vicio de la bebida quedará fuera de todo auxilio; a menudo son atacados por el
delirio.

***

del libro "El Mensaje de las Estrellas" de Augusta Foss de Heindel y Max Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario