viernes, 3 de septiembre de 2010

LA INFLUENCIA DE LOS DOCE SIGNOS AL SALIR ACUARIO (EL AGUADOR)



LA INFLUENCIA DE LOS DOCE SIGNOS AL SALIR

ACUARIO (EL AGUADOR)
pág. 62

La majestad y orgullo de los que han nacido bajo el signo de Leo no deja de
notarse en los nacidos en Acuario, pero mientras en los de Leo estas cualidades
son de una naturaleza más baja y bestial que concuerda con tal signo, son
manifiestamente varoniles, orgullosas y majestuosas en los nacidos bajo el signo
de Acuario. Libra genera un cuerpo bellísimo pero muy afeminado, a la vez que la
belleza de Acuario es verdaderamente varonil y femenina en su caso, y su ojo
cuya mirada no se abate nunca es muy bondadoso, y las pestañas caídas son
peculiares de este signo. La frente es cuadrada y su bien desarrollado equilibrio
indica la grandeza de su intelecto. La gran cabeza con una bóveda pronunciada
indica el lado espiritual de su naturaleza y el mentón es suficientemente
desarrollado para dar impulso a todas sus acciones. Así, pues, el típico nativo de
Acuario es el tipo más elevado de la humanidad, pero, por lo tanto, excesivamente
raro debido a las variantes producidas en cada signo típico por la interposición de
uno o más planetas, lo que hace que el tipo sea a menudo irreconocible en la
mayoría de sus rasgos.
Los de Acuario son muy leales para los amigos, y por lo tanto, tienen
muchísimos y muy buenos durante toda su vida, y son muy beneficiados por ellos.
Como Capricornio, este signo está regido por Saturno y éste da a los de Acuario la
misma naturaleza retraída y la tendencia a la melancolía que marca a los de
Capricornio, pero también la persistencia en seguir una carrera determinada, y
cualquier éxito financiero que estas personas consiguen es el resultado de un
esfuerzo persistente y continuado. Los de Acuario son muy circunspectos y sufren
mucho tiempo las ofensas; nunca actúan de prisa y, por lo tanto, casi nunca tienen
que arrepentirse de sus acciones, salvo cuando la ofensa ha puesto en juego sus
simpatías, porque bajo estas circunstancias quedan muy afectados. Su naturaleza
de amor es muy fuerte, pero no son tan demostrativos como los de Leo. Es
notable que las cualidades de los signos opuestos están siempre reflejadas; Leo
en Acuario refleja amor; Tauro es el espejo de la pasión de Escorpio; el cuerpo de
Géminis es el reflejo del esqueleto de Sagitario, etcétera.
El Sol y Saturno exteriorizan más marcadamente las buenas cualidades y
trazos de Acuario; este signo, donde Saturno rige, y Libra, donde está exaltado, es
donde tiene la influencia más benigna. El Sol en Acuario añade muchas
esperanzas y vida a la naturaleza y de este modo se contrarrestan los rasgos de
melancolía mencionados previamente.

***

del libro "El Mensaje de las Estrellas" de Augusta Foss de Heindel y Max Heindel


No hay comentarios:

Publicar un comentario