miércoles, 22 de septiembre de 2010

PARTE MEDIA DE LA ÉPOCA ATLANTE GÉMINIS — SAGITARIO



















PARTE MEDIA DE LA ÉPOCA ATLANTE

GÉMINIS — SAGITARIO


Nuestra condición durante la parte media de la Época Atlántica está
ilustrada por el paso del Sol a través del signo Géminis, los Gemelos, el cual
representa muy apropiadamente la humanidad infantil. Durante esta época la
división de alma a alma por el velo de la carne, que nosotros llamamos el cuerpo,
se hizo más significativa, pues la atmósfera se había ya aclarado un tanto y las
facultades del espíritu se habían hecho más patentes en el instrumento físico. Con
esta ilusión del ser personal, vino inmediatamente la idea de lo “mío” y de lo “tuyo”.
Nuestros intereses individuales comenzaron a chocar con los intereses de los
Otros, y aquella tragedia que se nos dice fue desarrollada entre Caín y Abel se
hizo posible. No sólo el derramamiento de sangre Re confinó a los seres
humanos, pues leemos en la Biblia que “Nemrod era un poderoso cazador”. Este
ideal salvaje está expresado en el Centauro Celestial, Sagitario, con su arco y su
flecha.
Pero estos dos pares opuestos, Cáncer y Capricornio y Géminis y Sagitario,
pueden ser considerados como reliquias prehistóricas de un desarrollo conseguido
en años siderales de un lejano pasado, aunque no menos importante por esa
razón. Nuestro propio tiempo, con el desenvolvimiento prescrito por ellos, se
representa simbólicamente en los dos pares de signos dentro de la cruz fija, el
Toro, el León, la Serpiente y el Hombre.
Por esa razón los dos pares de opuestos que comprenden los signos fijos
de Tauro-Escorpio y Leo-Acuario, están mencionados en la Biblia y nosotros
veremos que nuestros sistemas modernos de religión están repletos de alusiones
a los tres pares de opuestos, Acuario-Leo, y los dos pares de signos adyacentes,
Aries-Libra y Piscis-Virgo. Estos tres pares de opuestos son, como ya se ha dicho,
emblema del desarrollo de la Época Aria. En la primera parte de esta Época, el
Sol por precesión fue a través del signo Aries; en la parte media se encuentra al
Sol en Piscis, por precesión, y durante la última parte el Sol irá a través del signo
Acuario. Entonces el punto solsticial de Capricornio será la inauguración de un
nuevo ciclo o edad.
La preparación espiritual para este desarrollo comenzó 13.000 años antes
de Cristo cuando el Sol por precesión estaba en el signo Libra, la Balanza, la
última vez. Diferentes fases de esta germinal fecundación de la gente que
entonces vivía, fueron transportadas durante el viaje precesional del Sol por Virgo
y Leo, y culminó en Cáncer sobre el año 8.000 antes de Cristo, cuando el último
remanente de los atlantes fue destruido por el agua, substancialmente como fue
relatado a Platón por los sacerdotes egipcios. Veremos pronto cómo las ideas
germinales dadas a la Humanidad en aquellos lejanos tiempos han crecido y
florecido en hechos sobre el humano desarrollo y en modelos espirituales de la
mayor importancia

***

del libro "El Mensaje de las Estrellas" de Augusta Foss de Heindel y Max Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario