viernes, 3 de septiembre de 2010

LOS SIGNOS COMO INDICADORES DE LA MENTE




LOS SIGNOS COMO INDICADORES DE LA MENTE
pág. 209

Cuando los signos cardinales, Aries, Cáncer, Libra y Capricornio están en
los ángulos, es decir, el Ascendente, Mediocielo y las casas cuarta y séptima, es
un indicio general de que la persona es de mentalidad perspicaz y lista para
concebir una idea; activa y entusiasta en cualquier clase de trabajo que tome entre
manos; uno que tiene grande capacidad para organizar y para ejecutar las cosas y
es capaz de llevar adelante todas las empresas que comienza, poseyendo un
espíritu indomable, bravo y audaz. Esto es cierto, especialmente cuando hay
muchos planetas en signos cardinales y estas personas pueden ser como los
hombres de negocios del mundo.

Cuando los signos fijos, Tauro, Leo, Escorpio y Acuario están en los
ángulos, indican un tipo de mente pensadora, pero lenta y laboriosa, que requiere
mucho tiempo para llegar a una conclusión. Estas personas siempre miran antes
de dar el salto; pero una vez que han tomado una determinación se adhieren al
curso ideado con paciencia y perseverancia grandes, lo cual les asegura el éxito
final. Son dignos de confianza y puede dependerse de ellos para que mantengan
su palabra y hagan frente a sus obligaciones. La falta principal de ellos es que son
demasiado propensos para darse a la rutina y al fanatismo. Son muy originales y
pueden ser clasificados como los inventores del mundo. Estas denominaciones
son especialmente ciertas cuando hay muchos planetas que están en signos fijos.

Cuando los signos comunes, Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis están en los
ángulos, la mente es vana y superficial, voluble y versátil. Estas personas son a
menudo muy listas para comprender una idea y tomar una decisión; pero también
con igual listeza para olvidar y cambiar sus puntos de vista. Son adeptos de la
imitación y a menudo pretenden poseer virtudes o habilidades enteramente ajenas
a su naturaleza. Están fácilmente movidos por los vientos de la emoción; en un
momento puede vérseles triunfantes sobre los asuntos e inmediatamente un
inconveniente insignificante les hace inclinarse para abajo. Son inconstantes y
desconfiados en todas sus relaciones con los demás, debido a que sus mentes no
piensan de igual modo durante dos minutos seguidos. Estas personas constituyen
los agentes e intermediarios del mundo desempeñando empleos subordinados y
serviles. Estas delineaciones están especialmente indicadas cuando hay muchos
planetas en signos comunes.

***

del libro "El Mensaje de las Estrellas" de Augusta Foss de Heindel y Max Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario