viernes, 3 de septiembre de 2010

El matrimonio en el hombre



El matrimonio en el hombre
pág. 221

Está indicado un matrimonio prematuro en el horóscopo de un hombre:

Primero: Cuando ha nacido en tiempo que haya luz de la Luna, o sea,
cuando está progresando de la nueva a la llena, siempre que esté colocado en la
cuarta, quinto, sexta, décima, undécima o duodécima casas.

Segundo: Cuando la Luna y Venus son fuertes y bien aspectados con una
serie de los demás planetas en los signos fructíferos de Cáncer, Escorpio o Piscis.

Tercero: Cuando la Luna y Venus están en las casas quinta y séptima que
rigen los cortejos, los galanteos y el matrimonio.

Cuarto: Cuando sale un signo fructífero como Cáncer, Escorpio o Piscis en
las casas quinta o séptima.

Quinto: Cuando Venus y Marte están dignificados, elevados y aspectados
bien y fuertemente.

Sexto: Cuando Júpiter o Venus, o ambos, están en la casa séptima bien
aspectados.
Demuestra un matrimonio tardío en el horóscopo de un hombre, por:

Primero: Cuando ha nacido en momentos en que no hay luz de la Luna,
cuando este satélite terrestre va de la llena a la nueva y está colocado en las
casas primera, segunda, tercera, séptima, octava o novena.

Segundo: Cuando la Luna o Venus están afligidos por Saturno, Marte,
Urano o Neptuno, especialmente si alguno de estos planetas está colocado en las
casas quinta o séptima.

Tercero: Cuando Saturno, Marte, Urano o Neptuno están en las casas
quinta o séptima.

Cuarto: Cuando la Luna está en cuadratura u oposición con Venus o
Júpiter, traerá disgustos en las relaciones y, por consiguiente, dilaciones para el
matrimonio.
El matrimonio está negado o se cumple con dificultades muy grandes:

Primero: Cuando Saturno está en Escorpio, que gobierna los genitales o si
la Luna está allí en paralelo, conjunción, cuadratura u oposición con Saturno, el
planeta de la obstrucción, porque entonces hay muy poco o ningún deseo por
relaciones sexuales; de aquí que tales personas permanezcan generalmente
solteras.

Segundo: Cuando la Luna o Venus, el planeta del amor, están afligidos en
el signo saturnino Capricornio, especialmente si la aflicción viene por Saturno, el
planeta de la obstrucción, presentándose entonces muchos obstáculos para el
matrimonio, los cuales son muy difíciles de dominar; de aquí que según todos los
indicios la persona no se casará.

Tercero: Cuando la Luna está en cuadratura u oposición con el Sol, es muy
difícil para la persona tomar una determinación en cualquier sentido, y si la Luna
está colocada en la primera, segunda, tercera, séptima, octava o novena casas,
esto hará extremadamente difícil el llegar a una decisión acerca del matrimonio. Si
al mismo tiempo hay una aflicción proveniente de Saturno la persona nunca
tomará una determinación de esta clase, y, como consecuencia, el matrimonio no
se consumará.

Cuarto: Cuando la Luna está en los últimos grados de un signo, se dice
que está “vacía de curso”, y si al mismo tiempo no forma un aspecto con otros
planetas indica una falta de atracción del sexo opuesto, lo cual probablemente
impedirá que la persona se mezcle en relaciones matrimoniales.

***

del libro "El Mensaje de las Estrellas" de Augusta Foss de Heindel y Max Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario